Crónicas de una Muerte anunciada

Por José Montalva @josemmontalva

Desde la introducción de B. terrestris y su posterior asilvestramiento se pensó en los potenciales impactos ecológicos que este abejorro podría tener en los ambientes naturales de Chile y particularmente en la interacción con su congénere chileno B. dahlbomii [1].

En un principio se planteó la posible competencia por recursos donde una de las dos especies resultaría ganadora desplazando a la otra, puesto que B. terrestris era una especie comercial utilizada en la agricultura, solventada y favorecida por la actividad humana, se pensaba que esta última partía con ventaja en esa competencia.

Luego con el paso del tiempo y la rápida desaparición del abejorro nativo en varias partes del país, se sospechó de una posible enfermedad traída por los abejorros introducidos a la cual B. dahlbomii no estaría adaptado [2, 3, 4]. Esto fue confirmado en un estudio realizado por un grupo de investigadores liderados por Schmid-Hempel publicado en Enero de 2014 [5]. En dicho estudio se ratificó la presencia de dos parásitos intestinales de abejorros, uno de los cuales (C. bombi) se habría vuelto sumamente virulento sobre B. dahlbomii, incluso podríamos catalogarlo como una especie de peste negra en el mundo de los abejorros [6].

Bombus terrestris y Bombus dahlbomii forrajeando sobre cardo. Fotografía Alvaro Cuevas

Bombus terrestris y Bombus dahlbomii forrajeando sobre cardo. Fotografía Alvaro Cuevas

Han pasado alrededor de 15 anos desde la introducción de B. terrestris y su posterior asilvestramiento y según datos preliminares el abejorro nativo habría disminuido más del 90 % de su distribución histórica y con números poblacionales extremadamente bajos, todo esto mientras la especie exótica B. terrestris se ha vuelto la especie dominante a lo largo del país a tasas de invasión que superan los 200 km por año.

En palabras del experto mundial en ecología de abejorros, el Biólogo Dave Goulson “tristemente la suerte para B. dahlbomii ya esta echada y es muy poco lo que podemos hacer al respecto.

La especie podría estar extinta de los ambientes naturales de Chile, en menos de 5 o 6 años más. Nuestra última esperanza es que el abejorro gigante de la Patagonia desarrolle algún tipo de resistencia a los parásitos, antes de que todos desaparezcan”…

Referencias

  1. Montalva J., Ruz L. y Arroyo M.T.K. 2008. Bombus terrestris Linnaeus (Hymenoptera: Apidae) causas y consecuencias de su introducción. Revista del Jardín Botánico Chagual 6: 13-20.(pdf)
  2. Arbetman, M.P, Meeus I., Morales C.L., Aizen M.A. & G. Smagghe , 2012. Alien parasite hitchhikes to Patagonia on invasive bumblebee . Biological invasions. (pdf)
  3. King, A., 2012. Plight of the bumblebee. Science Now. http://news.sciencemag.org/sciencenow/2012/09/plight-of-the-bumblebee.html#disqus_thread.
  4. Montalva J. 2012. La difícil situación  del abejorro más austral del mundo (Bombus dahlbomii Guérin-Méneville, 1835). Boletín de Biodiversidad de Chile. 7: 1-3. (pdf)
  5. Schmid-Hempel R et al. 2014. The invasion of southern South America by imported bumblebees and associated parasites. Journal of Animal Ecology.(pdf)
  6. Cameron SA et al. 2011. Patterns of widespread decline in North American bumble bees. Proc. Natl. Acad. Sci.(pdf)
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s