Abejorro chileno está en peligro de extinción a causa de una enfermedad infecciosa

El Mercurio 04 de Octubre 2012 Por Richard García

Son insectos clave para la polinización de la flora nativa, como el ulmo. Un parásito transportado por abejorros europeos introducidos desde 1997 sería el principal culpable.

elmercurio bombusEl abejorro chileno (Bombus dahlbomii) está en serio peligro de desaparecer de los campos chilenos. El culpable directo sería un parásito, según comprobó una investigación realizada por la Universidad de Río Negro, en Argentina, y que publicó el mes pasado la revista Biological Invasions. Lo concluyeron tras analizar abejorros europeos procedentes de Chile. Estos son sindicados como los principales responsables de la transmisión de una infección que ha diezmado la población de abejorros a nivel mundial, pero hasta ahora no se conocía qué agente había detrás de ella. “Nosotros nos preguntábamos por qué desaparecían tan rápido. El estudio argentino explica que el parásito es muy dañino, ya que impide que las reinas formen colonias y por ende las obreras mueren de forma muy rápida”, afirma desde California el biólogo chileno José Montalva, quien es hoy consultor de la Unión de Conservación de la Naturaleza en el tema de los abejorros. En el caso de Chile, casi inmediatamente de la introducción del abejorro europeo Bombus terrestris en 1997 para polinizar cultivos de tomate, la población nativa comenzó a decrecer. “Desde que llegó pensábamos que iba a afectar al abejorro chileno. Al principio lo veíamos como una competencia para la especie local, por los recursos, pero de repente nos dimos cuenta cómo el Bombus dahlbomii comenzó a desaparecer a través de toda la zona central”, cuenta Montalva. La transmisión ocurre porque el abejorro europeo va a libar el néctar a la misma flor que, después, visita la especie local. Hoy, la especie, que habitaba el país desde Copiapó al sur, ha desaparecido por completo de las regiones de Coquimbo, O’Higgins y el Maule, y apenas se ve en Santiago, afirma el biólogo. La invasión ha avanzado hacia el sur y hace sólo cinco años llegó a Chiloé. “El bombus es el principal polinizador de nuestra flora nativa, por lo que el daño a la población es enorme en términos de polinización de plantas. Por ejemplo, el 50 por ciento de las visitas de polinizadores al ulmo eran realizadas por este abejorro, pero este año apenas llegan al 10 por ciento del total”, cuenta la bióloga Cecilia Smith, investigadora adjunta del Instituto de Ecología y Biodiversidad, quien trabaja con el abejorro en Chiloé.

B. terrestris robando. Fotografia Patricio Novoa

B. terrestris robando. Fotografia Patricio Novoa

Si el abejorro chileno llegara a desaparecer, a juicio de Montalva será reemplazado por el europeo, pero no en todos los casos. Esto, porque por un tema de diseño de sus órganos no puede polinizar algunas flores tubulares como el chilco, por lo que prefiere romperlas y robar el néctar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s